Dieta astringente para la diarrea con menú semanal

dieta astringente pdf

Dieta astringente para combatir la diarrea

Si estás experimentando los molestos síntomas de la diarrea o de la gastroenteritis, cuidar tu alimentación en estos momentos se convierte en una prioridad, y es ahí donde la dieta astringente juega un papel fundamental. 

En este artículo, exploraremos en profundidad cómo la dieta astringente puede ayudarte a aliviar los síntomas en este tipo de problemas digestivos.

Descubre el protocolo completo a seguir, los alimentos permitidos y prohibidos, un ejemplo de menú semanal de una dieta astringente, y responderemos a algunas preguntas frecuentes sobre este tipo de dieta.

¿Qué es una dieta astringente?

Una dieta astringente es un tipo de pauta alimentaria diseñada para reducir la irritación e inflamación en el tracto gastrointestinal

Esta dieta a menudo se recomienda en situaciones en las que hay problemas gastrointestinales como diarrea, colitis, gastroenteritis u otras condiciones inflamatorias del intestino. 

Los objetivos de seguir una dieta astringente son varios: en primer lugar, restablecer los micronutrientes perdidos, prevenir la deshidratación y ralentizar el tránsito intestinal, disminuyendo así la frecuencia y volumen de las deposiciones. Por último, se busca realizar una transición dietética progresiva hacia una alimentación normal.

Este tipo de dieta se caracteriza por incluir alimentos que son fáciles de digerir para el sistema digestivo, limitando la fibra insoluble, reduciendo la ingesta de grasas, y evitando alimentos irritantes (como café, grasas, picantes y bebidas gaseosas) y flatulentos (como col, coliflor, repollo y alcachofas).

Protocolo completo

Las fases de una dieta astringente generalmente siguen una progresión desde alimentos de fácil digestión que nuestro sistema digestivo pueda tolerar hacia una reintroducción gradual del resto de alimentos de una alimentación saludable.

Fase de ayuno y líquidos:

Inicialmente, es común que el cuerpo rechace la ingesta de alimentos, por lo que las primeras horas es fundamental una primera fase de ayuno, asegurándose siempre de tomar suficiente cantidad de agua. 

Al contrario de lo que solíamos creer, el Aquarius, comúnmente usado en este tipo de situaciones, no sólo no mejora la diarrea sino que la agrava. Otras opciones más interesantes para mantenernos hidratados y recuperar micronutrientes son el suero fisiológico y el agua de coco (estudio). 

Fase de inicio de alimentos sólidos:

En la segunda fase, que generalmente se inicia después de 6 a 24 horas, es el momento de iniciar la dieta astringente aportando alimentos bajos en fibra y grasas con el objetivo de que el aparato digestivo tenga que trabajar lo menos posible. 

Lo más común es comenzar con porciones moderadas de arroz blanco, patata pelada al vapor o pan blanco acompañados de proteínas como el pescado blanco o la carne magra a la plancha. Además, se puede probar a introducir algunas verduras como las zanahorias cocidas o alguna fruta asada como la manzana.

La idea principal es que se pruebe primero con pequeñas cantidades y a medida que se vaya tolerando, ir aumentando las raciones.

Fase de reintroducción:

Conforme disminuyen las deposiciones y los alimentos de la fase anterior son bien tolerados, se pueden agregar progresivamente alimentos como las verduras hervidas (o en puré), huevos, lácteos desgrasados o frutas maduras. 

Según la tolerancia de cada individuo de manera gradual se irán introduciendo los alimentos de una alimentación saludable.

Es crucial adaptar cada fase según la respuesta del cuerpo y las necesidades específicas del individuo. Además, siempre se recomienda buscar la orientación de un médico o un dietista para obtener una guía personalizada y asegurar una recuperación adecuada.

¿Qué puedo comer en una dieta astringente?

Los alimentos más recomendados en una dieta astringente son aquellos que tienen propiedades que pueden ayudar a contraer o apretar los tejidos. Como hemos comentado anteriormente, estos alimentos suelen ser bajos en fibra y grasa y ricos en ciertos nutrientes que pueden ayudar a reducir la inflamación y a aliviar la irritación intestinal.

Los alimentos astringentes que suelen incluirse en una dieta de este tipo son:

    • Carnes magras: pollo, pavo, ternera (corte magro), pavo cocido (alto % de carne).
    • Pescados blancos: merluza, lenguado, bacalao, lubina…
    • Huevos: pasado por agua, cocido o en tortilla.
    • Verduras cocidas: zanahorias y calabaza.
    • Hidratos de carbono: Arroz, pasta, patatas cocidas y pan blanco.
    • Frutas astringentes: Plátano maduro, manzana y pera asada (o en compota).
    • Lácteos: leche desnatada y yogur natural bajo en grasa.

Alimentos prohibidos

En una dieta astringente, se tiende a evitar alimentos que puedan irritar o aumentar la actividad intestinal. Aquí hay algunos ejemplos de alimentos que a menudo se consideran prohibidos o que se deben limitar en este tipo de dieta:

  • Alimentos ricos en fibra: cereales integrales (pan, arroz…), legumbres y la mayoría de frutas y verduras.
  • Alimentos altos en grasa: carnes grasas, pescado azul, frutos secos.
  • Lácteos enteros.
  • Ultraprocesados: bollería, galletas o patatas fritas.
  • Alimentos picantes o condimentados.
  • Frutas, zumos naturales y frutas deshidratadas.
  • Cafeína y bebidas con cafeína.
  • Bebidas alcohólicas.
  • Alimentos fritos o rebozados.
  • Alimentos y bebidas gaseosas.
  • Alimentos muy fríos o muy calientes.

Es importante señalar que las necesidades dietéticas pueden variar según la condición específica y la tolerancia individual.

Otras recomendaciones

Además de evitar ciertos alimentos o formas de cocinar, hay otras recomendaciones a considerar al seguir una dieta astringente:

  • Hidratación adecuada: Es crucial mantenerse bien hidratado, especialmente si hay pérdida de líquidos debido a la diarrea. Beber agua o caldos ligeros puede ser interesante.
  • Comidas pequeñas y frecuentes: Optar por comidas más pequeñas a lo largo del día en lugar de comidas grandes puede ser más fácil para el sistema digestivo.
  • Come despacio y mastica bien los alimentos.
  • Método de cocción: Elige cocinados sencillos como hervir, cocinar al vapor o a la plancha. 
  • Evita alimentos problemáticos: Además de los alimentos prohibidos, identificar y evitar aquellos que personalmente causan malestar o irritación es importante.
  • Consulta con un profesional de la salud: Si los síntomas persisten o son graves, es esencial buscar la orientación de un médico o un dietista para recibir una atención personalizada.

Menú semanal de dieta astringente

menú semanal dieta astringente

A continuación, te proporciono un ejemplo de menú semanal para una dieta astringente. Adáptalo a tus preferencias y necesidades individuales siguiendo las recomendaciones que hemos comentado previamente:

Lunes:

  • Desayuno: Tostada de pan blanco con queso desnatado.
  • Almuerzo: Pollo hervido con arroz blanco.
  • Cena: Puré de zanahorias y tortilla francesa.

Martes:

  • Desayuno: Manzanas cocidas con canela.
  • Almuerzo: Sopa de pollo con fideos de arroz.
  • Cena: Lubina a la plancha y zanahorias cocidas.

Miércoles:

  • Desayuno: Yogur natural con plátano maduro.
  • Almuerzo: Merluza al vapor con patatas cocidas.
  • Cena: Pollo a la plancha y crema de calabaza.

Jueves:

  • Desayuno: Tostada de pan blanco con aceite de oliva y pavo +85%.
  • Almuerzo: Arroz blanco con huevo y zanahorias hervidas.
  • Cena: Pavo a la plancha y compota de pera.

Viernes:

  • Desayuno: Yogur natural y manzana asada.
  • Almuerzo: Puré de calabaza con pollo desmenuzado.
  • Cena: Sopa de arroz con huevo y verduras.

Preguntas frecuentes

¿Qué puedo tomar de desayuno en una dieta astringente?

Aquí tienes tres ideas diferentes para el desayuno en una dieta astringente:

  • Yogur natural desnatado con copos de maíz y plátano maduro.
  • Tostada de pan blanco con queso fresco desnatado y pavo cocido +85%.
  • Tortilla francesa y compota de manzana.

¿Puedo tomar huevo en una dieta astringente?

Sí, generalmente se considera seguro consumir huevos en un menú de dieta astringente

Sin embargo, es importante preparar los huevos de una manera que sea fácil de digerir como, huevos hervidos, revueltos o en tortilla, pochados o pasado por agua. Evita tomarlos fritos para no irritar al aparato digestivo.

¿Es lo mismo una dieta blanda que una dieta astringente?

No, a pesar de sus similitudes, es importante distinguir entre ambas. Mientras que una dieta astringente se enfoca en alimentos que reducen la inflamación y fortalecen las heces, la dieta blanda generalmente se recomienda tras cirugías o problemas dentales, incluyendo alimentos más fáciles de masticar.

¿Qué fruta es más astringente?

Entre las frutas que se consideran más astringentes debido a sus propiedades para ayudar a reducir la frecuencia y la soltura de las evacuaciones intestinales, destacan la manzana y la pera cocidas o en compota, así como los plátanos bien maduros.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *